Valoración positiva del plan de recuperación y resiliencia presentado por España

Tal y como se deduce del comunicado emitido al efecto por la propia Comisión Europea, se ha adoptado una valoración positiva del plan de recuperación y resiliencia presentado por España, paso importante para que la UE desembolse 69 500 millones de euros en subvenciones en el marco del mecanismo de recuperación y resiliencia durante el período 2021-2026, que se destinarían a la implementación de las medidas de inversión y reforma que se describen en el plan.

La Comisión ha evaluado el plan de España basándose en los criterios establecidos en el Reglamento del mecanismo de recuperación y resiliencia, analizando si las inversiones y reformas establecidas en el plan contribuyen a abordar eficazmente los desafíos identificados en el contexto del Semestre Europeo, contienen medidas eficaces en apoyo a la transición verde y digital y contribuyen a fortalecer el potencial de crecimiento, la creación de empleo y la resiliencia económica y social de nuestro país. La evaluación de la Comisión concluye positivamente en la medida en que su análisis le permite establecer conclusiones como las siguientes:

Transición verde

El plan de España dedica el 40% de su asignación total a medidas que apoyan los objetivos climáticos, lo que incluye medidas para promover la movilidad sostenible urbana y de larga distancia, aumentar la eficiencia energética de los edificios, descarbonizar la industria y reducir la dependencia energética, así como implementar nuevas tecnologías para el hidrógeno verde y las energías renovables. El plan también incluye medidas para ayudar a mitigar los efectos adversos del cambio climático mediante la preservación de los espacios costeros, los ecosistemas y la biodiversidad y promover la economía circular mejorando la gestión del agua y los residuos.

Transición digital

El plan de España dedica el 28% de su asignación total a la transición digital, aplicable a medidas como la digitalización de la Administración pública, la industria y las empresas -que incluye un programa específico para la digitalización de las pymes-, y que también prevé inversiones en equipos digitales para la educación y la mejora de las habilidades digitales.

Refuerzo de la resiliencia económica y social de España

La evaluación de la Comisión considera que el plan de España incluye un amplio conjunto de reformas e inversiones que contribuyen a abordar eficazmente todos o un subconjunto significativo de los desafíos económicos y sociales descritos en las recomendaciones específicas por país dirigidas a España por el Consejo en el Semestre Europeo en 2019 y en 2020.

Se trata de medidas laborales para reducir la segmentación del mercado laboral y mejorar sus políticas activas; también incluye medidas en el área de educación, así como políticas sociales, incluido el apoyo a la resiliencia y capacidad del sistema de salud.

También se incluyen medidas para mejorar el clima empresarial, con importantes acciones previstas en la mejora de la regulación, la reducción de la morosidad y la reforma del marco de insolvencia y contratación pública. El plan también aborda la resiliencia en el área de las finanzas públicas, incluidas las reformas del sistema de revisión del gasto, el sistema tributario y el sistema de pensiones.

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen ha señalado que se trata de un plan ambicioso, con visión de futuro, que ayudará a construir un futuro mejor para los españoles.

En definitiva, se considera que el plan de España propone proyectos en los siete pilares emblemáticos europeos. Se trata de proyectos de inversión específicos que abordan cuestiones que son comunes a todos los Estados miembros en ámbitos que crean empleo y crecimiento y que son necesarios para la transición conjunta.

El Consejo dispone ahora de cuatro semanas para adoptar la propuesta de la Comisión.

La aprobación del plan por parte del Consejo permitiría el desembolso de 9 000 millones de euros a España en prefinanciación, lo que representa el 13% de la cantidad total que tiene asignada.

La Comisión autorizará nuevos desembolsos basados en el cumplimiento satisfactorio de los hitos y objetivos descritos en la Decisión de Ejecución del Consejo, reflejando el progreso en la implementación de las inversiones y reformas.

Fuente: 16/06/2021 Comisión Europea